Sombras en el mercado interior

9 may

Calzado confeccionado en Elche / caLzados

¿Cuántos pares de zapatos se venden al año en España? ¿Qué métodos se llevan a cabo para conseguir descifrar estos datos, aparentemente visibles y al alcance de cualquiera?  Mientras algunos fabricantes aseguran que “el mercado interior está muerto”, las últimas cifras sobre venta de calzado en nuestro país no marcan un descenso considerable en la producción. ¿A qué se debe?

Según el último informe anual de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE), el consumo interior alcanza un volumen de 233,73 millones de pares en el año 2009. Tal y como afirma este estudio, la cifra se obtuvo multiplicando el número de población española (46,7 millones) por el consumo de calzado en nuestro país, que es de 5 pares por persona. Para dar constancia de este último dato, el informe de FICE se remite al Informe del Consumidor y la Distribución de Calzado en España 2007 del Observatorio de Mercado del Calzado, que pertenece a Inescop.

Entrevistando a Pepe Orts / caLzados

¿Es lícito remitirse a un informe de dos años de antigüedad para elaborar uno nuevo? Para Pepe Orts, ex secretario de AICE, “es contraproducente que para calcular cuánto calzado se vende a día de hoy se utilice una variable de dos años atrás, y más con los cambios que está efectuando esta industria de un año para otro acentuados por la crisis económica”. Además, Orts es muy crítico con la fórmula que se utiliza para medir el mercado interior: producción + importación – exportación. El ex secretario califica la metodología de “muy poco rigurosa”, argumentando que este estudio deja fuera a muchas pequeñas empresas de producción propia que no se dedican a la exportación o a la importación.

Según FICE, en el año 2009 el consumo interior alcanzó los 325 millones de pares de zapatos. Para explicar esta diferencia entre consumo aparente (producción + importación – exportación) y consumo interior, el informe suma a la cifra anterior de consumo aparente (233,73 millones de pares) un par de zapatos por cada turista que haya visitado España en 2009 (que en total suman 52,2 millones). FICE atribuye los 39 millones de pares que faltan para llegar a la consumo total a un compendio denominado “existencias”, formado por “stocks en tiendas (que tendrán salida en el período de rebajas que comienza el siguiente ejercicio)”, “stocks en distribución(importaciones realizadas el último mes del año y pendientes de distribuir)”, y “ajustes  derivados de unas mayores compras del turismo que las calculadas”.

Evidentemente, es imposible averiguar de qué modo estos 39 millones de pares han llegado a venderse, puesto que en el informe posterior se incluirían en los distintos apartados a los que les corresponde (rebajas, importaciones, etc.). Prueba de ello es que el informe anual de FICE de 2008 utiliza los mismos parámetros para llegar a descifrar el consumo interior y que el actual informe no contiene ningún apartado respecto a los 59 millones de pares que se vendieron en 2008, supuestamente, al margen del turismo y del consumo de calzado en España de 5 pares por persona.

Esther Molina durante una entrevista / caLzados

¿No es una cifra excesiva la de 39 millones de pares en stock? Resulta algo inexplicable que algunas empresas se nieguen a dar su visión sobre el tema. Panama Jack y Kelme no manifestaron su opinión, pero sí hemos obtenido respuesta por parte de J’hayber. La responsable de comunicación de la empresa, Esther Molina, y su director comercial, Enrique Llorens, coinciden en que las elevadas cifras de stock no benefician a las empresas: “En J’hayber somos conscientes de este exceso de stock en el mercado, que repercute en los precios a la baja, por lo que J’hayber determina dentro de sus prioridades una política de compras lo más ajustada posible”.

Por otra parte, sería muy interesante averiguar qué parte de la producción nacional de calzado se destina para venderse en España. De este modo podríamos saber la diferencia entre la producción y las ventas en nuestro país y averiguar qué se hace con el calzado sobrante que no se vende en temporada. El informe de FICE incluye cifras de producción, pero se desconoce
qué parte se destina al comercio interior y qué parte al exterior.

Mientras que el Observatorio de Mercado del Calzado parece estar actualizado a nivel estadístico en cuanto a Actividades y Expectativas de la Industria de Calzado (existe un estudio muy reciente), el consumo, concretamente el interior, parece estar relegado a un segundo plano (desde 2007 no se analiza en profundidad); y eso que empezó pisando fuerte. Un dato negativo, ya que, según afirma Orts “estos estudios no sólo benefician a los demandantes finales del calzado, sino también, y especialmente, a las empresas”.

Artículos de contexto

1. Esther Molina, respondable de comunicación de J’Hayber: “Creemos que hay una super producción -sobreoferta- y esto va en detrimento de los canales de distribución, precios y calidades”

2. Los inconvenientes del outlet

3. Entrevista a Imanol Martínez, Director de Marketing de FICE

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: