El Imperio Chino conquista Carrús

20 Dic

Andando por las calles del Polígono Industrial de Carrús nos encontramos con que casi la totalidad de las fábricas pertenecen a comercios asiáticos. Estamos ante el Imperio Chino del calzado. La venta de productos más caros que lo que ha costado producir, las precarias condiciones laborales de algunos trabajadores, la explotación a los inmigrantes o la llegada masiva de productos asiáticos son las consecuencias de practicar la economía sumergida.

Alicia Tortosa

Según un estudio del Instituto de Estudios Fiscales, IEF, la economía sumergida en España se cifraba en un 23% en el año 2008. La crisis económica que estamos viviendo propicia el afloramiento de economía sumergida, aunque el sector del calzado ha vivido varias crisis cíclicas.

Con un total de 35.000 parados en Elche, Pascual Pascual, secretario general de CC.OO., propone una reindustrialización, “es necesario que vengan otro tipo de empresas y, para eso, debemos mostrarles los encantos de nuestra ciudad”.

Seguimos paseando por el Polígono Industrial. Todas estas fábricas que observamos con letreros impronunciables eran, no hace muchos años, la cantera de almacenes que coronaron a Elche como la ciudad del calzado por excelencia en nuestro país.

El cambió sucedió a partir de los años 70 con la descentralización de la producción. El almacén de curtidos pasó a ser independiente, empezaron a comprar los productos de fábrica y el cortado de las piezas lo llevó a cabo un trabajador autónomo en su propio hogar. Aquí empieza a romperse el eslabón de la economía legal para sacar a flote la sumergida. En realidad, este trabajador autónomo corta las piezas a la fábrica, pero al no figurar de alta en la empresa, no cobra seguridad social y trabaja en unas pésimas condiciones. El aparado siguió la misma suerte que el cortado, se trasladaron las aparadoras en casa, sin la seguridad que estos aparatos necesitan. El trabajo mecánico se quedó en la fábrica pero con la diferencia de que únicamente los puestos claves están dados de alta en la Seguridad Social. Del mismo modo, el envase y el facturado se quedaron en el almacén de calzado. La importancia de la marca queda reflejada en el proceso de comercialización. Se separa la marca y comienza la etapa de fabricación para otras empresas.

Según Pascual, “el 35-40% del calzado se produce en la economía sumergida”. Asimismo, para José Orts, secretario general de la Asociación de Industriales para el Calzado, la economía sumergida está inserta en el tejido industrial, “no la justifico, pero es algo consustancial a la educación que hemos recibido tanto en España como en los países de nuestro alrededor”.

José Orts, durante la entrevista

Pascual Pascual, en la sede de CC.OO. (Elche)

En la década de los 80, los empresarios ilicitanos empezaron a producir en Asia. Y es que fabricar un zapato en los países asiáticos resultó ser más barato que producirlo en el taller independiente de la década anterior. “

Los chinos tomaron nota. Desde principios del siglo XXI, la llegada masiva de productos asiáticos está a la orden del día. Precios bajos que enamoran a un consumidor cansado de los precios de las grandes marcas. Las empresas ilicitanas temen que la competencia china acabe con sus ventas. “Los chinos no son competencia, somos nosotros mismos los que nos hacemos competencia, no estoy a factor de que se compren productos que se fabrican en países asiáticos con mano de obra barata y se nos vendan a precio de la Unión Europea, eso es una estafa”, añade Maciá.

Cayeron las barreras arancelarias y el sector manufacturero cambió el rumbo de su producción. Ahora el principal motor de la economía ilicitana busca nuevos horizontes que solucionen esta situación. Para los sindicatos, el futuro del sector reside en la producción de calidad y moda así como investigar e invertir en tecnología. Asimismo, la patronal afirma que se necesita un cambio en la mentalidad de trabajadores, empresarios y consumidores. Un conjunto de actores que, tarde o temprano, pagarán el precio de la economía ilegal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: