Unas manos de éxito

2 Mar

Alrededor de 40 millones son los pares de zapatos que producen al año las empresas ilicitanas del calzado. Con multitud de materiales, con infinidad de formas, cosidos de una forma u otra, de diferentes colores… pero producidos con unas solas manos: las manos de las aparadoras. Esta figura, siempre marginada en el sector, desarrolla el trabajo más importante en el proceso de producción del zapato pero, a pesar de ello, aún hoy, luchan por sus derechos y por ser reconocidas como se merecen porque de sus manos siempre ha dependido y depende el éxito de un zapato.

Trabajadora del Estudio de Aparado Torres, en Elche

El oficio de aparar supone tener el conocimiento de diversas máquinas, saber empezar y terminar un zapato. Su fabricación es un proceso largo en el que la aparadora debe coser una a una las piezas de éste, uniéndolas como si de un puzzle se tratara. “Cuando te dan el trabajo, te dan todas las piezas cortadas, con los patrones y la fotografía en la que te tienes que fijar para unir las piezas y hacer la forma del zapato”, explica Mercedes Torres, aparadora ilicitana.

Un componente importante en el aparado es el tipo de material e hilos que se utilizan ya que cuanto más duro es el material, más difícil es el manejo del zapato. Así, Torres explica que hay muchísimos tipos de materiales y de hilo y también cuantiosas formas de coser que luego influyen en la calidad final del zapato, en su éxito.

Se trata de un trabajo artesanal que durante décadas ha tenido mucho arraigo en la ciudad de Elche, por su alta producción de calzado, pero siempre ha estado vinculado a la marginación y la carencia de derechos y condiciones mínimas de trabajo. Una situación que aún en la actualidad se produce. “La marginación sigue igual que antes y la culpa la tiene tanto el empresario como nosotras mismas por no habernos hecho respetar”, reconoce Mercedes.

“La aparadora ya no es la persona ignorante sin estudios de antes que como no sabía hacer nada la ponían a aparar”, explica Mercedes Torres. “Ahora, muchas tienen su carrera, sus estudios”, añade. 

Las aparadoras, aún hoy, siguen

luchando por unos derechos y unas

condiciones de trabajo dignas

 En la década de los 60-70 en Elche, se formó mucha gente en el oficio, las madres enseñaban a las hijas, a las sobrinas, a las vecinas… y con escasamente ocho o diez años, los niños trabajaban aparando en las fábricas. Mercedes fue una de esas niñas, a los diez años trabajaba en un empresa sin ningún tipo de derecho. Y esta carencia de derechos y condiciones que las aparadoras han sufrido durante décadas ahora se traduce en la situación de que no tienen nada cotizado a la seguridad social a pesar de haber trabajado toda su vida. “La aparadora es una figura que el empresario ilicitano no ha sabido respetar, no se ha preocupado de tener a sus trabajadores en condiciones, sólo ha sido trabajar y trabajar”, declara Mercedes. “En Elche el 90% de la economía es el cazado, igual que hace 20 años, y el aparado es una cosa que o se cuida o se pierde, y si esto último ocurriera entonces habría que mirar con qué calidad saldría la producción”, añade.

 

Mercedes Torres, aparadora y directora del centro de formación

Centro de formación

Ahora, esta aparadora ilicitana dirige un centro de formación para el aparado y el cortado en Elche, el único de la Comunidad Valenciana homologado por la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo. Desde su apertura en 1998, han pasado por sus instalaciones más de 2.000 aprendices y casi el 90% de estas personas, tras su paso por el centro, han continuado trabajando en empresas. Asimismo, también ha realizado cursos para la ONCE, el ayuntamiento o las mujeres progresistas de Madrid.

El curso de formación son seis horas diarias durante seis meses y los grupos son de quince personas. “La mayoría de

Sus manos se mueven con gran soltura entre las máquinas

 los que llegan no saben ni llevar una máquina de coser y a los seis meses salen manejándola perfectamente”, expone la directora del centro.

Asimismo, la directora confiesa que lleva sin impartir cursos desde hace dos años, con una lista de espera de más de 200 personas, debido a problemas económicos con la Consejería, pero a pesar de ello, anima tanto a las mujeres como a los hombres a que se enseñen y aprendan el oficio porque falta mucha mano de obra cualificada. “Las aparadoras muy cualificadas son personas mayores, aparadoras de toda la vida, porque no se ha enseñado la gente joven y si la gente mayor se va retirando, ¿quién se queda después? Así se perderá la profesión”.

Maribel, otra paradora ilicitana, lleva veinte años en la profesión y desde hace uno trabaja en el Estudio de Aparado Torres. Ahora están aparando para una empresa de Zaragoza y otra de Elche y sus manos se mueven con gran soltura entre materiales, hilos y máquinas. “El aparado es un trabajo bonito pero también muy duro, estamos en la misma situación que antes”, explica la aparadora. “Si pudiera cambiar de trabajo lo haría”, añade. Alrededor de Maribel otras nueve personas trabajan también para éstas empresas.

El aparado es un trabajo artesanal

Después de décadas de marginación, todavía hoy, sigue siendo un reto mejorar la situación laboral de las aparadoras y desde el Estudio de Aparado Torres confiesan que seguirán peleando por un futuro mejor del oficio. “Seguiremos luchando porque tenemos la suerte de tener un trabajo que puedes compaginar con las tareas de casa”.

Las manos del éxito seguirán trabajando y luchando, a pesar de las tormentas que caigan sobre ellas.

 

Artículo de contexto o despiece: Entrevista a Mercedes Torres, aparadora y directora del Estudio de Aparado Torres en Elche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: