La flor verde, el futuro

3 Abr

La flor verde de la ecoetiqueta ecológica es el futuro para el sector del calzado

Hasta hace algunos años, el proceso de fabricación de un zapato no era considerado perjudicial para el medio ambiente pero el aumento de desastres medioambientales supuso un incremento de la preocupación por este tema y en el sector del calzado se empezaron a ver los primeros “productos verdes”, evitando el uso de materiales con impacto en nuestro planeta y naciendo así el zapato ecológico, el ecodiseño en el sector. Caucho, corcho o cuero con bajo contenido en cromo son algunos de los componentes que se utilizan en esta nueva línea de calzado que, en ocasiones, va acompañada de una pequeña flor verde ya considerada, por expertos del sector, el futuro para el mismo. ¿Pero qué representa realmente este logotipo? ¿Qué llevan los consumidores en los pies cuando calzan el denominado zapato ecológico?

Ecodiseño es sinónimo de prevención y respeto hacia el medio ambiente, y esto aplicado al sector del calzado da como resultado una nueva forma de entender el proceso de fabricación y diseño de un zapato. Por ello, a la hora de fabricar una línea de calzado no perjudicial para nuestro planeta hay que tener en cuenta diversos factores y requisitos como los materiales escogidos, la tecnología manejada en el proceso de fabricación y los recursos energéticos que éstas utilizan. Para Raquel Jiménez, propietaria de la zapatería ecológica Ecozap, “para que un zapato sea ecológico, los materiales tienen que serlo en su totalidad y la fabricación debe de ser cercana para evitar un consumo excesivo de energía en el transporte”.

Asimismo, la parte del zapato que mejor hay que analizar por su mayor carga ambiental es la suela que, en la mayoría de las ocasiones, es de caucho natural. Para el diseño y fabricación del resto del producto los materiales que más se utilizan son corcho, cáñamo, algodón orgánico, lana sin tintes y pieles con bajo contenido en cromo o de curtación 100% vegetal. Biostep, es referencia en calzado ecológico y según Martina Machado, su directora de ventas, el 90% de su producción se basa en el corcho que se puede utilizar en cualquier tipo de zapato. “En concreto, utilizamos corcho y caucho e intentamos que todos los componentes sean ecológicos y que nuestros proveedores también utilicen materia prima ecológica”. “A la hora de fabricar todo lo que es biodegradable o incluso todo lo que son colas y demás, sólo se lo llevan compañías que están autorizadas para llevárselas y destruirlas a nivel ecológico”, añade.

La firma ilicitana Biostep es referencia en ecodiseño

Este tipo de calzado es representado, en ocasiones, con el logotipo de una flor verde cuyos pétalos son las doce estrellas azules de la Unión Europea, una distinción que comunica que el producto posee la ecoetiqueta ecológica como es el caso de la línea de calzado ‘Ecologial City’ y ‘Amazonas’ de Pikolinos. Se trata de una herramienta respaldada por la Unión Europea que ayuda a las empresas del sector a iniciarse en esta nueva línea del ecodiseño y apostar por un futuro más

Para expertos del sector como la firma ilicitana Cuplé, moda y medio ambiente pueden ir de la mano y este tipo de calzado representa una apuesta de futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: