Pasos hacia la igualdad, huellas con derechos

3 Abr
 
 
 

Las medidas de conciliación laboral y familiar son más utilizadas por las mujeres / mujerhoy.com

 

Más de un millar son las empresas vinculadas a la industria manufacturera del calzado en Elche y más de 6.000 es el número de personas que trabajan en el sector, de las cuales sólo el 40% son mujeres. La igualdad y la conciliación laboral y familiar en el sector sigue siendo aún un reto pendiente de resolver para la sociedad, pero desde hace algunos años se están dando los primeros pasos, dejando las primeras huellas con derechos y aumentando así, la calidad de vida de los trabajadores. La empresa ilicitana Gioseppo, la única de la Comunidad Valenciana con el Sello de Igualdad, es un ejemplo de ello.

Desde hace algún tiempo, las empresas ilicitanas del calzado se han sumado al debate y la cuestión de si la conciliación laboral y familiar promueve e influye en la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. El sector del calzado siempre ha estado relacionado y vinculado a la imagen del hombre empresario, el hombre trabajador y sólo un pequeña porción del proceso recaía en el sexo femenino que tenía que trabajar y cuidar a los hijos al mismo tiempo, lo que les obligaba a realizar la tarea en casa prescindiendo de todo tipo de derechos como era el caso de las aparadoras.

Ahora, estamos ante un panorama diferente. Aunque aún en menor porcentaje, las mujeres ya forman parte de la plantilla de trabajadores de las empresas y hacen uso de sus derechos, pero sigue estando el problema del cuidado de los hijos. De ahí, que la mayoría de las empresas del sector apuesten por las medidas de conciliación laboral y familiar.

La firma ilicitana Gioseppo es la única empresa de la Comunidad Valenciana con el plan de igualdad PYME de calzado.

La firma ilicitana Gioseppo cuenta con diversas medidas de conciliación laboral y familiar

 Se trata de un plan de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres que engloba las medidas de conciliación laboral y familiar, las más utilizadas por sus trabajadores, según afirma Esperanza Navarro, la directora de Recursos Humanos de la empresa. En Gioseppo los trabajadores tienen flexibilidad de horario pudiendo entrar de 8 a 9,20 de la mañana, salir de 6 a 8 de la tarde y hacer uso desde 40 minutos hasta 2 horas para comer. Asimismo, también cuentan con flexibilidad en las vacaciones. “Es un conjunto de medidas dirigidas tanto a padres como a madres para que puedan atender las necesidades educativas o médicas de sus hijos”, explica Esperanza Navarro. “El incentivo más grande que le podemos dar a un trabajador  es que pueda disponer de su tiempo para sus hijos”, añade.

Según la directora de Recursos Humanos de Gioseppo, las medidas de conciliación laboral y familiar son una forma de retener el talento de sus trabajadores y atraer otro tipo de perfiles, por ejemplo, el perfil de la mujer con hijos, ya que son sólo las mujeres, el 60% de su plantilla, las que hacen uso de estas medidas aunque estén dirigidas para ambos. “Cuando tienes una mujer trabajadora, con talento y formación que es madre, tienes que preocuparte de que se quede y estas medidas nos ayudan a ello”.

Otra de las empresas ilicitanas del calzado que apuesta por este reto y estos pasos hacia la igualdad es el Grupo Pikolinos que también tiene a disposición de sus empleados medidas de conciliación laboral y familiar en cuanto al horario, además de diversas actividades de convivencia con la familia. Según aseguran desde la empresa, con este tipo de medidas el personal está más contento y por tanto rinde mejor en su puesto de trabajo.

No obstante, la lista de empresas ilicitanas del calzado que apuestan por este tipo de medidas es más grande. Pánama Jack también se sube al tren de conciliación y ofrece a sus trabajadores un horario flexible que les permite compaginar su puesto de trabajo con las tareas y necesidades familiares.

Las medidas de conciliación laboral

y familiar son una forma de retener

el talento y atraer otros perfiles

Pero la conciliación laboral y familiar no sólo tiene ventajas sino que, a la hora de aplicar las medidas, las empresas se pueden encontrar también con conflictos debido, según Esperanza Navarro de Gioseppo, a que no se puede hacer un paquete de medidas que le guste a todo el mundo. “Hay distintas formas de enfocar la conciliación laboral y familiar, y no podemos ofrecer medidas que les gusten a todos, hay que decidir en qué crees y en qué debes invertir y nosotros decidimos invertir en la familia”, explica. “Lo que hay que tener claro es que la empresa está para tratar de articular medidas que faciliten la convivencia pero el compromiso en el trabajo es del trabajador. El compromiso con la empresa también tiene que estar, las medidas están para que el trabajador pueda continuar en su puesto pero éste también debe de poner de su parte y ser comprometido”, añade.

Para Esperanza Navarro, el mejor incentivo que se le puede dar a un trabajador es su tiempo

Del mismo modo, en esta otra parte de la conciliación, además de los conflictos que surgen en su aplicación, también nacen las dudas de si realmente las empresas hacen uso de ellas para ayudar a sus trabajadores o si los resultados son como dicen. Eva Legaz, psicóloga de la Conselleria de Sanidad de la Generalitat, considera que la mayoría de las empresas privadas no siguen este tipo de medidas y la desigualdad se incrementa mucho. “Tienes que tener un sueldo que te lo permita para pedirte la reducción de jornada y a nivel psicológico se incrementa el estrés personal tanto en los padres como en los hijos, además de la reducción necesitan flexibilidad y en algunas situaciones ni eso, porque cuando el niño se pone enfermo alguien se tiene que encargar y estar todo el día con él, no sólo unas horas”, expone. “Deberían de compaginar el horario laboral con el horario del colegio como ya se hace en algunas partes de Europa”, añade.

De igual forma, Cristina Parreño, psicóloga de recursos humanos, apunta que aún no se ha superado el reparto

Sin las medidas de conciliación todo el peso recaería sobre la mujer

 igualitario de las responsabilidades familiares y en la actualidad, todo el peso sigue recayendo en la mujer y condicionando así su empleo, por lo que las medidas de conciliación laboral y familiar aún están lejos de dar sus mejores frutos. “Los hombres participan menos en la vida familiar por el reparto sexista de roles y conciliar la vida laboral y familiar se vincula siempre a la mujer”.

Estos pasos hacia la igualdad y las huellas que van dejando con derechos suponen sólo una anécdota en un territorio muy basto de dificultades. Hay que seguir caminando.

Artículo de contesto: Entrevista a Esperanza Navarro, directora de Recursos Humanos de Gioseppo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: