El retorno del Sector Rey

10 May

Grupo de trabajadores chinos del calzado / Trazacomex

A finales de los años 80, la mayoría de las empresas ilicitanas de calzado decidieron trasladar la fabricación a China para abaratar los costes de producción. Se trataba de rentabilizar la empresa trasladando todo o parte de la producción a Asia, es lo que se denomina deslocalización industrial. Ahora, 30 años después, estas mismas empresas vuelven a fabricar en España, principal foco de creación de calzado con una producción de 100 millones de pares en 2009, según los últimos datos de la Federación de Industrias de Calzado Español, FICE. Los expertos aseguran que este retorno es consecuencia del cambio de gustos del consumidor y la estructura de mercado china, basada en grandes producciones, que no funcionan con las características del sector del calzado español que requiere de una gran flexibilidad incompatible con la rigidez del mercado asiático. Aún así, China continúa siendo el principal proveedor de calzado a nuestro país, con una cuota del 72,15 % del total de pares importados en 2010.

A finales de 2010, los expertos empezaron a descubrir un nuevo fenómeno en el sector del calzado. Las empresas que habían trasladado a China parte de su producción, decidían volver a fabricar en España. Se fueron para rentabilizar la empresa aprovechando la mano de obra barata del mercado chino.

“Se fueron para abaratar los costes de producción, a fabricar más barato, no a fabricar mejor. A comprar zapatos a todo a cien y querer venderlos a todo a mil”, afirma el economista Antonio Martínez.

Andrés Pomares, Director General de Coliseo Calzados / caLzados

Coliseo Calzados es una empresa ilicitana, con sede en Elche Parque Industrial, que desde hace 10 años comercializa producto asiático. “Si no hubiéramos ido a China, no existiríamos como empresa, por precio no hubiéramos sido competitivos y nos hubiéramos visto obligados a cerrar”, asegura Andrés Pomares, Director General de Coliseo Calzados.

La realidad china

Ahora China está experimentando una serie de cambios internos producidos por las altas tasas de crecimiento que tiene el país que le han conducido a una elevada inflación que se situó en un 5,4% en el pasado mes de marzo, el nivel más alto en 32 meses .“El propio gobierno ha decidido potenciar el consumo interno para que progrese su nivel de vida, esto significa que nuestras compañías deben posicionarse allí pero no para importar el producto, si no para vendérselo”, afirma Martínez.

El factor de la mano de obra barata que propició la salida de la producción de España al país asiático también va en aumento. Según Alfonso Ortega, experto en Comercio Internacional, “ya no les interesa tener a un señor trabajando 19 horas/día y pagarle 30 euros, se están occidentalizando”. Los trabajadores del calzado en China están cambiando de sector para que mejore su nivel de vida creando como consecuencia la falta de personal en las fábricas productoras. “Esta falta de personal no se puede suplir a corto plazo, no es una mano de obra fácilmente sustituible, requiere volver a formar a la gente en un proceso largo y complejo”, sentencia el economista Martínez.

Asimismo, fabricar en Asia comporta otra serie de costes como de transporte, logística, controles de calidad y aranceles. “Desde FICE, se ha presionado a la UE para que se implanten las medidas antidumping, que afectan directamente a las importaciones de China, que evitan que se introduzca mercancía por debajo del valor de mercado”, asegura Ortega.

Causas

Modelo de producción china / WordPress

Además de los problemas internos que están afectando la producción en el país asiático, los expertos aseguran que las principales causas del cambio son la nueva tendencia del consumidor y la estructura de mercado de China.

“Hemos pasado de una producción masiva a una más especializada, selectiva y de calidad. El consumidor busca un producto más personalizado que obliga a la empresa a cambiar constantemente las colecciones y, por consiguiente, a reinventarse”, nos cuenta el experto en Comercio Internacional.

Este factor va intrínsecamente relacionado a la forma de producir. El mercado chino se caracteriza por fabricar grandes producciones que no se adapta a un producto de moda rápida que sigue el calzado español. “Corres el riesgo de importar un contenedor de zapatos procedentes de China que luego no sabes si se va a vender, por tanto, en productos de moda que son tan cambiantes y rápidos, la estructura china de fabricación es muy pesada”, afirma Antonio Martínez.

Y es que el mercado español es mucho más flexible. “Aquí se puede atender esos problemas. Los precios de venta del calzado español tienen margen más que suficiente para cubrir los costes de la mano de obra española. Estamos hablando de zapatos que superan los 60 euros”, continúa diciendo Martínez.

España, la fábrica de la vieja Europa

Trasladar toda o una parte de la producción de una empresa a un país extranjero no es una tendencia reciente. En los años 60, Alemania y Francia, los grandes productores de calzado por excelencia en la época instalaron unidades productivas en nuestro país ya que la mano de obra era barata. Fue a partir de entonces cuando España empezó a explotar el sector, convirtiéndose, hasta hoy, en el país con mayor producción de calzado del mundo, junto a Italia. En efecto, según los últimos datos publicados por FICE en su anuario de 2009, España produjo un total de 100 millones de pares durante ese año.

A finales de los 70, Alemania y Francia dejaron de producir calzado. Tanto es así que ambos países son ahora el foco de exportación de zapato español con un total de 29,5 millones de pares por valor de 413,5 millones de euros (Francia) y 10 millones de pares por valor de 192,3 millones de euros (Alemania). Juntos ocupan el primer y tercer puesto, respectivamente, en el ranking de países a los que España exporta el producto. El segundo lugar corresponde, paradójicamente, a Italia con 13,5 millones de pares por valor de 215,7 millones de euros en 2010.

Antonio Martínez durante la entrevista / caLzados

Para el economista Antonio Martínez, las empresas de calzado español van a desaparecer de China paulatinamente porque “el modelo de grandes empresas de 5.000 trabajadores únicamente funciona con productos masificados como el calzado deportivo y las sandalias de goma que no dependen de la moda pero zapato español íntimamente relacionado con la moda y que se ve obligado a cambiar de tendencia rápidamente, fabricarlo en China es un error”.

Error de algunos, acierto de otros

Continúa siendo un misterio el número de empresas españolas e ilicitanas que fabrican en China, así lo afirma el Secretario General de FICE, Javier García Lillo, “no disponemos de información sobre el número total de empresas españolas de calzado (fabricantes o comerciales) que producen sus muestrarios en China”. Las empresas se muestran también reticentes a hablar del tema y las asociaciones del sector enmudecen cuando se les pide que nombren a alguna compañía que esté viviendo esta nueva tendencia de producción, “lógicamente, sabemos el nombre de muchas pero es una información que no podemos hacerla pública porque no tenemos autorización”, explica García Lillo.

Los expertos se cuestionan ahora si la decisión de fabricar en el extranjero condujo a las empresas por el camino equivocado. “Producir fuera no es ningún error, el error estuvo en aquellas empresas que apostaron por fabricar el 100% de su producción en China”, asegura Ortega.

Sede central de Coliseo Calzados en Elche Parque Industrial / caLzados

No es el caso de Coliseo Calzados, creadora de la marca Drastik, que fabrica parte de su producto en el país asiático. Concretamente un 60% en China, aunque va en descenso, y un 35% en España, en ascenso. “Si no vas tú a China, va la competencia, tú no vendes y la competencia sí. Es la necesidad de producir fuera para subsistir aquí. Lo mejor y más cómodo sería trabajar siempre en España porque o tienes una infraestructura allí que controle la mercancía o te puedes llevar una sorpresa cuando descubres lo que se encuentra dentro del contenedor”, afirma el Director General, Andrés Pomares.

Por otro lado, encontramos a aquellas empresas que decidieron apostar por la fabricación 100% nacional. Según los experto, se trata de empresas de un tamaño medio/alto que han conseguido un buen posicionamiento a nivel internacional.

Zapato Wonders / Blogselecto

Es el caso de Wonders. Para el jefe de exportación de la firma ilicitana, Jorge Carbonell,  el hecho de que otras empresas se fueran a fabricar fuera “no nos benefició porque el boom era fabricar en China pero ahora esas empresas se han dado cuenta de que se equivocaron y que, a nosotros, el tiempo nos ha dado la razón”.

Y es que, aunque han obtenido ingresos más bajos y han fabricado menos, han consolidado sus clientes, “tienen más credibilidad con su público”, sentencia Ortega. Y así lo reitera el jefe de exportación de Wonders, “el cliente prefiere que el producto sea nacional, requiere de una mano de obra cualificada muy difícil de encontrar”.

Lo que parece cierto es que esta nueva tendencia cambia radicalmente los planes estratégicos de las empresas del sector que continúan trabajando en dirigir por la senda correcta el tema de la fabricación.

Sede central del grupo Pikolinos en Elche / caLzados

Así lo comenta Patricia Alonso, del Departamento de Comunicación del grupo Pikolinos, “se están tomando decisiones sobre este tema que tienen una gran importancia para nosotros, quizá esta circunstancia es la que hace que ahora mismo no sea el momento idóneo para hablar sobre eso”.

Una economía más fuerte

La consecuencia más inmediata que se dará con el retorno de la fabricación a nuestro país y, concretamente, al área productora de Elche se percibirá en la creación de empleo, principal problema en la economía española durante la crisis.

Los trabajadores del sector que perdieron su empleo debido al cierre de las empresas tras la decisión de fabricar en el extranjero volverán a encontrar su sitio en el calzado. Así lo apuntan los expertos, “es muy importante que el sector vuelva a resurgir porque esto significará crear empleo, es un sector productivo que funciona, el mercado demanda zapato nacional y las empresas necesitan producir”, afirma Antonio Martínez.

También comparte esta idea, FICE, quien destaca la importancia de potenciar la fabricación en Europa por razones obvias: porque dará empleo a más de 2 millones de personas, la mayor parte mano de obra femenina.

Para Alfonso Ortega, “es muy positivo que vuelvan, Elche es una ciudad zapatera y hay un paro muy acuciado en el sector”. Pero mantiene la idea de que las empresas deben aprender la lección y que tanto, empresarios como trabajadores, vayan de la mano. “Los empresarios deben estar alerta y los trabajadores atentos, porque se les va a exigir mucho más”, asegura.

Pero que vuelva la producción nacional no significa que deje de exportarse pues, aunque se fabrique un producto de calidad, es necesario saber venderlo para fortalecer la industria del calzado. Para ello, los especialistas coinciden en que se ha de apostar por la innovación, la diferenciación y la internacionalización. Este aspecto ya lo tienen en cuenta las grandes empresas pero “debe potenciarse aquellas medianas y pequeñas empresas que tienen marca y un buen producto para consolidarlas en el mercado”, afirma Ortega.

Esta es la nueva realidad del un sector que ha agrupado una industria plural con empresas que fabrican parte o toda la producción en Europa y otras que importan y exportan exclusivamente. Un sector de la economía ágil y flexible que tiene como principales estrategias apostar por el diseño, la marca, la innovación y un control de distribución teniendo en cuenta la multilocalización y la internacionalización de las empresas.

Artículos de contexto o despieces:

Entrevista a Alfonso Ortega, experto en Comercio Internacional

Nuevos mercados, nuevos horizontes

La exportación, solución a los problemas económicos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: