Miguel Ors, concejal electo del PSOE: “A las grandes empresas que comercializan por todo el mundo, la marca Elche les importa un auténtico bledo”

10 Jun
El historiador y concejal del PSOE de Elche, Miguel Ors / caLzados

Una llamada del Secretario General del PSOE ilicitano, y hasta entonces alcalde, Alejandro Soler, hizo cambiar el rumbo de su trayectoria profesional. Aceptó su proposición de formar parte de la lista electoral socialista porque asegura que Elche es una ciudad bien gobernada desde los inicios de la democracia en 1979. Miguel Ors Montenegro, novato en la política y sabio del pasado, no comparte la propuesta de otros partidos de registrar la marca Elche en el calzado porque considera que es una decisión que deben tomar las empresas y no los políticos.  A favor del sentido común y en contra del fanatismo político, el historiador y director de la Cátedra Pedro Ibarra de la Universidad Miguel Hernández de Elche, augura permanecer muy poco tiempo en la política porque asegura que a él lo que le gusta es estudiar la historia, no formar parte de ella.

Pregunta. Como historiador, ¿cómo valora la evolución empresarial de la industria zapatera?

Respuesta. Desde el nacimiento del calzado en 1875 ha habido una regeneración empresarial muy importante. Fábricas como la de Ferrández o la de Ripoll contaban con más de 1000 trabajadores en plantilla. Este modelo empresarial no pudo seguir adelante en la década de los 70. La crisis del petróleo marcó un antes y un después en el calzado. A partir de los años 80, aparece una generación emprendedora muy preparada capaz de crear buenos equipos humanos y dotarse de tecnología.  No sé cómo estará Elche dentro de unos años, de lo que estoy convencido es que la ciudad seguirá siendo un puntal desde el punto de vista de la exportación y la comercialización.

P. ¿En qué medida ha afectado la crisis económica al sector?

R. En empleo, sobre todo. En Elche estamos en torno a los 35.000 parados pero la realidad de esta industria es que siempre ha vivido del clandestinaje. Les ha afectado, pero no ha sido el adebacle que están soportando otros sectores. Lo cierto es que el calzado es una industria que está continuamente en crisis pero tiene la capacidad de reinventarse: sigue exportando y manteniéndose en pie. El valor añadido es el trabajo de siglo y medio.

En un momento de la entrevista con Miguel Ors / caLzados

P. ¿Cree que los gobiernos socialistas de la ciudad han apoyado suficiente al sector?

R. Hicieron algo muy importante: dotar de suelo industrial. Ahí nos adelantamos a la crisis. Ahora sería imposible montar un polígono como el que tenemos en Torrellano, convertido en un escaparate magnífico, la visualización de una ciudad industrial. El hecho de que se concentre en un mismo espacio la industria más potente propicia a que acabe pareciendo un hotel o un hospital privado. Un nivel de modernidad que era muy necesario en la ciudad. Es la mejor inversión que se ha podido hacer.

P. El calzado es un sector que requiere de un determinado nivel de especialización, ¿por qué no existe en Elche un centro de formación de este oficio?

R. En Elche hay una tradición, explíquenme qué cursillo deben hacer esas familias zapateras que han subsistido gracias al zapato, viven de eso y para eso. Les hubiera venido bien una formación, pero no sé hasta qué punto es necesaria. Hace unos años el Instituto Sixto Marco acogió un curso para formar a trabajadores del calzado y se encontró sin alumnos. Lo cierto es que los empresarios se han buscado la vida. Si necesitaban un diseñador lo traían de donde fuera: Madrid, La Rioja, Italia…

P. Ahora que menciona a los empresarios, ¿considera que se aprovechan de determinadas situaciones políticas?

R. No lo necesitan. El valor de los empresarios del calzado es que llevan 150 años trabajando y nadie consigue derrumbarlos. Son imbatibles, están acostumbrados a que las cosas les vayan mal pero nunca dejan de luchar. Lo que deben hacer los gobiernos es ser solidarios con ellos en determinadas situaciones.

P. El Partido de Elche o el PP han incluido propuestas en sus programas electorales como la denominación de origen del calzado de Elche, ¿qué le parece?

R. Que inventen ellos. A las grandes empresas que comercializan por todo el mundo, llevar la marca Elche les importa un auténtico bledo. Si hay una manera de identificar el producto de Elche me parece estupendo, pero hay que ir detrás de los empresarios. No olvidemos que las fábricas, la marca y el producto son de ellos. Es una industria tremendamente individualista.

P. ¿Piensa que Mercedes Alonso (alcaldesa electa, PP) seguirá reforzando la industria del calzado?

R. Sí, soy partidario del sentido común. Ahora le toca al PP digerir la crisis económica y establecer prioridades; elegir dónde gastan el poco dinero que van a poder gastar y cuidar el hecho de que Elche tenga como marca la ciudad del zapato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: