Las reinas del calzado

3 Abr

La cultura Drag es, por excelencia, el mundo de los excesos: gramos de purpurina y maquillaje, lentejuelas, pelucas multicolores, vestidos fulgurantes, sombras resplandecientes y, como elemento sustentador, un calzado que rompe todos los esquemas. La norma principal respecto a los zapatos utilizados en estos espectáculos es que no hay ninguna norma. Dentro de este caos, concebido por distintos diseñadores zapateros como “la más absoluta libertad de creación”, conviven tacones de aguja, plataformas que sobrepasan los cuarenta centímetros, sobriedades, discreciones, zapatos con bolas de discoteca e incluso personas que llegan a pagar miles de euros por calzar los zapatos propios de las reinas de la noche.

Juanan López, Drag Queen, en su papel de "Maryhfassion". / J.L.

¿Cuál es el objetivo que persiguen los Drag Queen con la utilización de las plataformas? ¿Elevación? ¿Espectáculo? ¿Sátira? Si consideramos la concepción general que tiene la sociedad sobre esta cultura, lo que se pretende es, tal y como señala la periodista Verónica Mendoza, “conseguir una gran caricatura de carne y hueso y la exteriorización de los lados ocultos de la personalidad. Por ello, en el mundo quien hace la personificación de una mujer y consigue sus rasgos excesivamente femeninos es conocido como Drag Queen“. Por consiguiente, al igual que un Drag pintará sus labios del color más vivo y llamativo posible, calzará unos zapatos al mismo nivel.

No obstante, como señalábamos anteriormente, este mundo es tan amplio y complejo que no puede esquematizarse con unos cuantos principios básicos. Para Juanan López, que lleva más de 10 años actuando como Drag Queen, la finalidad de las plataformas es marcar un “halo de elegancia, diferencia, divinismo, altura y complejidad. Sin embargo, uno de mis compañeros, busca en su último número transmitir lujuria, lascivia, sexo. Cada número tiene un objetivo, y el calzado utilizado debe ir acorde con los sentimientos que se pretendan despertar en el público“.

Pablo Beneit durante la entrevista. / caLzados

Pablo Beneit, propietario de Estres Modes, diseña calzado Drag Queen en su propio taller de Torrellano. Su pasión por los zapatos se la transmitieron sus antecesores; en 1929, su abuelo, Juan Beneit, fundó la primera fábrica de hormas de la Comunidad Valenciana. A sus 10 años, Pablo ya dominaba perfectamente todas las técnicas del proceso de fabricación: aparado, rebajado, doblado, suelas, hormas, etc. Al llegar a los 30, dentro de su propia empresa, empezó a viajar por todo el mundo para promocionar sus diseños en ferias y distintas exposiciones.

Aquel mundo le entusiasmaba, pero, poco a poco, su ferviente afición fue contaminándose por el atosigamiento de las colecciones estacionales, la producción en serie y la poca creatividad que le permitía el mundo de la moda. “Es muy difícil mantener el éxito en este mundo. Recuerdo los meses anteriores a cuando debíamos presentar una colección: trabajo día y noche, miedo por no llegar al número de pares necesario, búsqueda de trabajadores… Y lo más triste: tener que copiar a los que dictaban la moda del momento porque nosotros no teníamos recursos suficientes para establecer la norma”.

Hormas de uno de los diseños de Beneit. / Pablo Beneit

Hasta que llegó un momento en el que Pablo pensó: “quiero vivir” -bromea, con la sonrisa en la boca- y “ver crecer a mis hijos”. Su vía de escape fue, según sus palabras, un tipo de calzado que le permite “la más absoluta libertad de creación“: el calzado Drag Queen. No obstante, dado que es un mercado “muy pequeño y selectivo que impide fabricar en serie”, Beneit completó su oferta con calzado fetichista y zapatos de tallas especiales para poder ganarse la vida. Disfruta tanto con las plataformas que nos llegó a afirmar: “si pudiese vivir de esto, me dedicaría exclusivamente al calzado Drag Queen. No puedo hablaros de características generales: cada modelo es único y diferente. Esa es la magia de este negocio artesanal“.

Uno de los últimos diseños de Beneit. / Pablo Beneit

No obstante, dentro de este mundo también surgen algunas, aunque muy pocas, tendencias. “Lo que podría considerarse, por decirlo de alguna manera, un escaparate de la moda del calzado Drag Queen, -señala Beneit- es la Gala Drag Queen anual de Las Palmas de Gran Canaria. Aunque dicho de este modo suena un poco alejado de la realidad. Cada par de plataformas inspira situaciones completamente dispares: una gala como ésta, un discreto cabaret en un rincón oculto de cualquier ciudad, parodiar a una folclórica… No existen reglas“.

El calzado Drag Queen incluye plataformas de 13 cm (fáciles de encontrar en las tiendas) pero también auténticas obras artesanales que pueden llegar a medir 60 cm. Puri Martínez, propietaria de la empresa Menkes (Madrid), un proyecto que incluye en sus ofertas este tipo de calzado, coincide con Beneit: “Cada modelo se fabrica exclusivamente para un cliente, y los diseños son tan distintos como cada Drag Queen“.

Plataformas / Pablo Beneit

En último año, los encargos que recibe Beneit a través de su página web desde todas partes del mundo, se han vuelto un tanto sobrios: “plataformas livianas, altas y pequeñas, buscando la pezuña y el tacón. Antes se hacía todo muy basto, cargado: brillos, cristales, purpurina e incluso bolas de discoteca colgaban de la parte superior del zapato. La altura sigue siendo el principal objetivo. Las plataformas más altas, que superan los 60 cm, pueden llegar a pesar 20 kg“.

¿Cómo puede un Drag Queen dominar unas plataformas de 20 kg de peso? ¿Cómo se consigue el poder desenvolverse con naturalidad en un escenario, e incluso bailar? Para Juanan López, la solución es muy sencilla: “andar y andar por casa con las plataformas, siempre cuidando los tiempos, es decir, en periodos muy cortos. La meta de un Drag es dominar las plataformas, caminar con naturalidad. Bailar es un sueño que consiguen muy pocos profesionales“.

"Fantasía" / Pablo Beneit

Pablo Beneit se quedó atónito con la profesionalidad de uno de sus clientes: “Me invitó a su show. Yo le había diseñado las plataformas más altas que he realizado nunca: cerca de 45 cm. Cuando vi el escenario, me inundó el terror: una larga escalera, estrechísima, separaba el escenario del patio de butacas. Y él iba a bajarlas. Pensé: se mata. Y el público se me va a echar encima por haber creado una barbaridad. Sin embargo, ante mi asombró, bajó todas las escaleras“.

Beneit destaca que, además del dominio que un Drag debe tener con sus plataformas, también es muy importante “saber tirarse y caerse. Ellos saben que si pierden el equilibrio, deben tirarse automáticamente, y del modo en que lo deben hacer para evitar daños irreparables”.

Para Beneit, el “nuevo” trabajo que lleva desempeñando cerca de 20 años se diferencia completamente de la labor que realizaba con el zapato convencional: “El trato con el cliente es mucho más directo e interesante debido a que el consumidor de este tipo de calzado debe desplazarse hasta mi taller, pues la complejidad de las plataformas obliga a confeccionarlas a medida del cliente. De este modo voy conociendo sus inquietudes y su forma de concebir el arte. Aunque el consumidor trae una idea definida, mi margen de creación, insisto, es muy grande: yo sé como diseñar las plataformas para que sean cómodas, algo que ellos desconocen. Por tanto, cuando les argumento mis cambios, me conceden absoluta libertad“.

Por el taller de Estres Modes pasan a lo largo del año Drags de todo el mundo con un caché tan alto que, tal y como señala el diseñador, pueden permitirse pagar unas plataformas cuyo precio ronda los 2000 euros.

La cultura Drag es tan atrayente que hasta uno de los grandes de la moda, Manolo Blahnik, ha sucumbido a sus encantos. Rindámonos, pues, al arte de las exageraciones.

Artículo de contexto o despiece: Entrevista a Juanan López, Drag Queen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: